fbpx

¿tejer no es cosa de abuelas?

Ahora está de moda tejer, es algo cool, algo molón, algo chulo

Pero yo llevo toda mi vida tejiendo y no siempre ha sido así

Cuando era adolescente y tejía (nunca me ha avergonzado tejer en público) era inevitable que se me acercara alguien (a veces más de una persona) para decirte eso de:

– ¡Uy!, ¿pero tú tejes? ¡Anda, si eso es cosa de abuelas!

Ver a alguien joven en los noventa y tejiendo en público era más raro que encontrarse un perro verde paseando sin correa por la calle. Pero lo más interesante es que en los noventa esta frase que me encontraba tan a menudo era  una afirmación con exclamación de sorpresa, que ahora se ha vuelto más bien una interrogación.

Ahora, alguien te ve por la calle tejiendo en público y ya no se acerca para hacerte ver que es cosa de abuelas, no. Ahora no, ahora la gente se sorprende de que esto de tejer esté captando tantas adeptas

Ahora, cuando se ve a alguien tejiendo en público se acercan a preguntarle si eso no es cosa de abuelas.

Porque ahora tejer es algo «normal», porque tejen más personas, pero sobre todo porque lo hacen en público y no les avergüenza lo más mínimo.

Sí, he dicho vergüenza, porque  eso es lo que sentía cualquier mujer que se dignara a reconocer públicamente que tejía.

Ahora ya no.

Ahora tejer es de modernas. Si quieres ser moderna, tienes que tejer.

Yo nunca he sido de seguir modas, a mí eso no me va, porque me resulta agotador (ahora tejer, ahora pintar en seda, ahora carvado de sellos, ahora el washi-tape, ahora hacer tu propio pan en casa… imposible seguir el ritmo)

Pero sí agradezco el hecho de que tejer sea una moda, porque así hay gente que ahora no les avergüenza acercarse al mundo del tejido (y reconocerlo)

Ahora la medicina, la neuro-ciencia y todas las ciencias del mundo, se hacen eco de repente de los beneficios de tejer (algunos incluso lo llaman lana-terapia, teje-terapia, el nuevo yoga, etc)

Ahora, muchos post, muchos artículos de prensa comienzan por eso de «tejer ya no es cosa de abuelas»

ABOUT... CESTA CON GRANNIES

¿Cómo que no es cosa de abuelas?

Siempre ha sido cosa de abuelas, el error ha sido pensar que las abuelas no son modernas. Siempre ha sido cosa de abuelas, de madres, de hijas. No señoras y señores, somos nosotras las que queremos hacer del acto de tejer algo moderno, para que tejer no sea algo manido, porque tenemos metido en nuestro interior más profundo que tejer era de mujeres reprimidas por un regimen dictatorial, por una religión y por una sociedad profundamente machista en la que una mujer no podía tener una cuenta bancaria, no podía salir «sin permiso de su marido», no podía hacer nada y estaba abocada a «sus labores» y la crianza de los hijos y el cuidado de los mayores.

No queremos parecernos en lo más mínimo a esas mujeres, tenemos miedo de parecernos a ellas, por eso buscamos dejar claro que tejer es algo moderno (vaya a ser que la sociedad se confunda)

Pero ellas no tenían la culpa de vivir en una sociedad machista, bajo un régimen dictatorial y una religión impuesta en un sí o sí…

Las culpamos a ellas de ser «antiguas», cuando fueron unas supervivientes, mantuvieron vivo el legado de sabiduría que sólo se transmitía de madres a hijas y que muy pocos documentos escritos dejaron constancia real del saber hacer de todas ellas.

Y ahora renegamos del saber que mantienen vivo intentando no compararnos con ellas.

Así que ahora decimos eso de que tejer ya no es cosa de abuelas, de que nosotras tejemos sí, pero tejemos a lo moderno. Despreciamos así lo que podrían enseñarnos

Yo soy una abuelita, no porque tenga la edad, no porque tenga mis ideas anticuadas, que no las tengo. Yo soy una abuelita porque no me avergüenzo de lo que ellas pueden enseñar. Y no soy «moderna», vivo en otra época distinta a las que ellas tuvieron que soportar y utilizo eso a mi favor, adapto tejer a mis gustos personales.

A mí lo que me avergüenza es que descartemos a las abuelas de la ecuación, como si todo lo que pudieran enseñarnos no fuera válido hoy en día, como si ser moderna significara renunciar al legado femenino del acto de tejer. Si mis abuelas estuvieran aún vivas se reirían de todas nosotras, y a mí me encantaría tomarme un café con ellas y hablar de todo lo que aprendieron y de lo que les ayudó, en este mundo de locos, el acto de tejer.

No renunciemos a las abuelas, nosotras también tejemos, como ellas.

ABOUT... CESTA, SILLA, JAZMIN

3 comentarios sobre “¿tejer no es cosa de abuelas?

  1. Responder
    anarosaf - 28 enero, 2015

    Ah jajaja, bueno de abuelas, es que algunas lo hemos mamado de ellas, luego ahí radica parte de su encanto. Madre mía, yo que hubiera querido que viviera más años mi abuela para que vea todo lo que hago gracias a sus lecciones.

  2. Responder
    Soraya udonwool - 9 abril, 2015

    Hola! A mí que me interesa particularmente éste tema y no creo que todas las abuelas fueran modernas, lo que creo es que hay mujeres que, en culquier época son o no son modernas, son o no son abiertas de mente, son o no son creativas. Lo bueno que tenemos ahora es que tenemos “la oportunidad de elegir” tanto es así que casi se nos ha olvidado que podemos defender posturas que no estén de moda.

    Muchas veces, los actos “reivindicativos” no están hechos para aquellos que ya tienen calado culturalmente un concepto, si no para quienes no lo conocen o quienes lo tienen etiquetado de una cierta manera. Actualmente nos vemos inmersas en un cambio, que aún no está completamente materializado, del pensamiento feminista y de las concepciones de las nuevas feminidades, por eso, no deja de ser importante recordar que ciertas actividades ligadas a la imaginería femenina, nos hacen en cierto sentido más libres. He tenido dos abuelas, cómo casi todo el mundo, una era moderna y la otra no, una era una superviviente y la otra no, ambas tejían… hoy día pasa lo mismo, hay quien teje por hobby, hay quien teje por moda y hay quien teje por desestresarse. Cada mujer, como cada hombre, es un mundo y por eso hay miles de maneras de mirar, yo particularmente encuentro muy interesante defender que tejer es una actividad contracultural ¿la razón? Simplemente que en mi entorno, resulta chocante ver a una persona de 30 años tejiendo calcetines. Ese choque les mueve las neuronitas a algunos en mi alrededor. Mover neuronitas normalmente es un síntoma de revolución. Así que, a mí modo de ver, tejer es una actividad creativa muy interesante, territorio de los hombres y de las mujeres según en qué contextos, tejer puede ser de abuelas y de modernas pero… la manera en la que uno se lo toma le posiciona culturalmente.

    ¡Me ha encantado leer tu artículo! Creo que hace mucha falta una relfexión plural sobre el tema.
    Besos, Soraya

    1. Responder
      Desmadejada - 9 abril, 2015

      Gracias por tu aportación Soraya!
      Estoy muy de acuerdo contigo, y es cierto que tejer contiene en sí mismo un acto revolucionario, incluso contracultural en cuanto a lo de romper etiquetas se refiere
      Estaría bien una reflexión plural, me lo apunto
      (tal vez estaría bien hacer algo así como un RAL, una especie de «Reflection Along», donde un grupo de blogueras reflexionaramos sobre estas cuestiones al mismo en cada uno de nuestros blogs)
      Ahí es nada!

Responder a anarosaf Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dieciocho − quince =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Volver arriba