Qué es el Movimiento Slow Knitting

 

Soy fan de la filosofía slow, porque en el mundo hiperconectado en el que vivimos, esto de frenar un poco es algo cada vez más necesario. Por eso, hoy te voy a contar qué es el Movimiento Slow Knitting para mí, y cómo lo aplico en mi día a día.

 

 

¿Qué es el Movimiento #slowknitting?

 

Un poquito de historia

El movimiento slow comenzó en 1986 cuando, en protesta por la apertura de un McDonald’s en la Piazza di Spagna (Roma), se creó la organización Slow Food en contra de la cultura del Fast Food (comida rápida). El Slow Food promueve el disfrute de los productos regionales y las comidas tradicionales, cuyos ingredientes en muchas ocasiones se cultivan de forma respetuosa con el medio ambiente. Promueve también disfrutar de esas comidas en compañía de otros.

A raíz de este movimiento se generó otro llamado Cittaslow, que persigue resisitir a la homogenización y globalización, potenciando la felicidad y la auto-determinación. El movimiento Slow aconseja algunos modos de calmar el ajetreo cotidiano, entre ellos por ejemplo, realizar un hobby o pasatiempo tranquilo, como la lectura, escritura, tejer, la pintura o la jardinería. Apagar el televisor y comer acompañado y disfrutar de la conversación que se genere, disfrutar los días de descanso sin utilizar el reloj y respetar los ritmos del sueño esos días.

 

Hoy…

El movimiento Slow es una exaltación de los valores de disfrutar y saborear la vida. No está asociada a la pasividad o inactividad, sino a ser selectivos en las actividades en las que invertimos nuestro tiempo.

En resumen, el Movimiento Slow no prentende más que bajar el ritmo de estrés diario, siendo conscientes de que somos dueños de nuestro propio tiempo libre y potenciando actividades que nos ayuden a obtener una mejor calidad de vida, y por supuesto, que en el momento que realizamos esas actividades nos olvidemos de la tiranía del minutero del reloj, y de las constantes notificaciones del móvil.

Este movimiento asociado en origen a un revulsivo  en contra del Fast-Food, está generando desencadenantes en muchos más aspectos de la industria de consumo. Este concepto será el germen de, entre otras cosas, el movimiento Slow-Fashion (que tiene como desencadenante revulsivo la gran catástrofe del Rana Plaza). Estos desencadenantes que sirven como despertar de conciencias generan impulso y movimientos que se van propagando a todos los sectores de nuestra sociedad. Poco a poco, creciendo como semillas, entre personas cada vez más concienciadas por el hecho de que es insostenible un consumo desmedido (no sólo para el medio ambiente, sino también para el ser humano, ya formes parte de la cadena de producción o de la de consumo).

Movimiento Slowknitting

Ya te aviso que no es un movimiento o tendencia extranjera. Es más bien un concepto que llevo aplicando mucho tiempo y sobre el que he reflexionado mucho en mi vida cotidiana, e incluso hemos hablado mucho en mis clases. Me voy a atrever a definirlo ante toda la globoesfera, al menos como yo lo entiendo y practico.

El slowknitting es una filosofia de vida, es algo que gran parte de las tejedoras que conozco ya aplican, pero que está ahí sin explicar, sin desarrollar, es como un concepto y sentimiento común que compartimos la gran mayoría de las tejedoras. A la vista está que el hastag #slowknitting y el #slowknitter es algo que se ha generado de forma espontánea en las redes sociales, por tejedoras de todo el mundo. Aunque no haya un concepto claro al respecto, pero sí tenemos muy claro el sentimiento que lo genera. Nace de nuestras agujas y de lo que aprendemos de nosotras mismas mientras tejemos.

El movimiento slowknitting conlleva una exaltación a la calidad del momento, a disfrutar y saborear de nuestro tiempo libre en una actividad tranquila y que potencia nuestra relajación, a ser selectivas invirtiendo nuestro tiempo tejiendo y disfrutando del placer de tejer. Además, el slowknitting invita a frenar en nuestro ajetreo diario, a realizar una actividad acorde con nuestro bioritmo natural, a equilibrar nuestra propia balanza emocional a través del tejido.

 

 

 

Cómo aplico el Movimiento SlowKnitting

Este movimiento lo genero para mí desde la asimilación de esta filosfía del SlowCulture y del hecho de que tejer haya sido para mí toda una terapia, física, emocial e incluso espiritual, pues me ha ayudado a entrar en un estado de meditación activa, que necesito en mi día a día.

Siempre que tengo que tomar una decisión transcendental en mi vida, tejo. Tejo todo el tiempo que haga falta, hasta que la respuesta llega. Porque para mí, la felicidad está en las pequeñas cosas, las experiencias que compartimos, no en la capacidad que tenemos o no de consumir constantemente y en todo momento.

 

Para mí tejer es un estado de rebeldía ante lo negativo que nos rodea, ante la crisis global en la que estamos sumidos, ante el consumismo agresivo y sin sentido.

 

Además, este movimiento slowknitting ha acabado generándome la necesidad de la creación de mi propio fondo de armario más slow, fuera del consumo del fast fashion (en la medida de lo posible), empezando a buscar unas materias primas lo más respetuosas posibles con el medio ambiente, los animales y con los humanos.

 

Por eso quiero animarte a tí, que me estás leyendo con toda la paciencia del mundo, a que cambies una porción pequeña de tu vida, esa pequeña porción de tiempo de la que aún eres dueño eligiendo consumir algo que te genere felicidad, una felicidad a un ritmo con sentido, una felicidad slow… la del movimiento #slowknitting

 

 

 

El slow Knit Club

Y como el movimiento se demuestra andando tejiendo, estoy creando el Slow Knit Club, un club que voy a lanzar dentro de muy poco. Un club de tejedoras vinculadas a este movimiento slow, para tejedoras inquietas e interesadas en todos estos conceptos, para tejer por el puro placer de tejer…

Muy pronto contaré más sobre esto.

Por ahora si no quieres perderte este club puedes apuntarte HACIENDO CLIC AQUÍ para ser la primera en enterarte de todo cuando llegue el momento.

 


 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *